Road to the Superbowl (IV) – La OL y los TEs

Todos los análisis en nuestro especial de la Superbowl XLVIII

Creo que voy a empezar a juntar posiciones para las previas, porque, aunque suene apasionante, no he visto tantísimo a Seattle o Denver como para hacer un análisis en profundidad de su OL detalladamente con los puntos fuertes o débiles de cada uno. Por eso aquí meto también a los TE, que alguno pensará que no tienen mucho que ver, pero en el fondo, el TE tiene que ser capaz de ser uno más de la linea y saber bloquear. Claro que, si piensas en Jimmy Graham no es así (o en Brandon Myers, que vaya desastre de jugador bloqueando) pero todavía hay esperanza en ver jugadores así en gente como Martellus Bennett (cómo lo echamos alguno de menos en NY).

broncos-thomas-football

Denver Broncos:

TE1 – Julius Thomas, TE2 – Joel Dreessen, Reservas – Jacob Tamme, Virgil Green

OL titular: LT – Chris Clark, LG – Zane Beadles, C – Manny Ramirez, RG – Louis Vasquez, RT – Orlando Franklin. Reservas – Winston Justice, Chris Kuper, Steve Vallos, Vinston Painter.

Mucho nombre que comentar. Empezamos con los TEs. La temporada de Julius Thomas ha sido un escándalo. Este ex-jugador de baloncesto ha sacado todas las virtudes de este deporte para traspasarlas al football y hacer de él, cuando nadie lo veía venir, un top 3 actual en el puesto en la liga. Y qué bien le ha venido a Peyton, porque en su primer año, aquello de que Tamme iba a funcionar desapareció con el paso de los partidos. Que hubiesen jugado juntos en Indianapolis no era suficiente y Dreessen acabó haciéndose con el puesto y generando dudas para el futuro. Pero como digo, Thomas en la misma week 1 las disipó de golpe y se convirtió en uno de los target favoritos del QB. Es más, en playoffs, junto a Demaryius Thomas ha sido el más buscado por Peyton, lo que habla muy bien de la confianza que tiene en su TE. Pero es que en esta post-temporada hasta Tamme ha resurgido, luego una de las claves del partido estará en ver cómo se las ingenia Seattle para frenar al TE de Denver.

La OL por su parte ha funcionado muy muy bien. Es altamente complicado tocar a Peyton, que dispone de siglos para pensar y lanzar. Y cuando Peyton dispone de este espacio de tiempo sabiendo que la OL no se va a colapsar sobre él y que con apenas unos pocos movimientos en el pocket va a sacar adelante la jugada en caso de apuro, estás muerto. Y no sólo eso, los dos guards han hecho un gran año, abren huecos perfectamente para las carreras interiores de Moreno, que si bien hemos comentado que tiene mucha calidad, sus números de ven favorecidos por las rutas claras que le abre la linea. Por ello el front seven de Seattle deberá esforzarse al 150% para tumbar dicha muralla.

San Francisco 49ers v Seattle Seahawks

Seattle Seahawks:

TE1 – Zach Miller, TE2 – Luke Willson, TE3 – Kellen Davis.

OL titular: LT – Russell Okung, LG – Paul McQuistan, C – Max Unger, RG – JR Sweezy, RT – Breno Giacomini. Reservas: Alvin Bailey, Caylin Hauptmann, James Carpenter, Lemuel Jeanpierre, Michael Bowie.

Como en el caso de los WR, queda la sensación de que los TEs de los Seahawks están un punto por detrás de los de Denver. Y a mi Zach Miller me gusta. Creo que es un TE muy aplicado y válido para el estilo de juego de Seattle. Pero como se ha comentado más de una vez este año, parece que Wilson busca poco a los TE. Tanto Miller como Willson podrían dar mucho más juego y mejores números que los que les vemos

Zach Miller 33 387 11.7 60 5
Luke Willson 20 272 13.6 39 1
Kellen Davis 3 32 10.7 23 1

Me saben a muy poco 56 recepciones en 17 partidos entre los TE y más cuando has estado sin Rice ni Harvin casi todo el año y Tate y Baldwin te han demostrado que, aun aplicados, no son WRs de primer nivel. En playoffs los números son peores. Willson y Davis ni han tenido un sólo catch y a Miller le hemos visto capturar el balón 4 veces para un corto yardaje. Me deja frío, creo que podrían aportar más de lo que han aportado.

La OL tampoco es que esté en su mejor momento. Y parece (o al menos eso transmite) que Wilson no acaba de fiarse de ellos. Porque por mucho que te encante hacer roll outs antes de lanzar para salirte del pocket, nadie hace tantos en una situación normal. La linea se cierra enseguida sobre el QB intentando frenar a la DL rival y Wilson debe hacer maravillas para salir de ahí. Y con Lynch más de lo mismo, se tiene que ganar las yardas como ya dije en segundos y terceros esfuerzos porque a la primera, lo que casi siempre vemos, es al 24 de los Seahawks chocarse contra alguien que no debía estar ahí pero que no ha conseguido abrir hueco o a tener que buscar carreras bastante claras por el exterior. Vale que el front seven de Denver no es el mejor, pero más de un equipo les ha puesto en muchos apuros (el ejemplo más claro fue el día que Arizona ganó en Seattle con jugadas desastrosas) y jugadores como Knighton llegan en un grandísimo estado de forma. La OL necesita ponerse las pilas en el momento más importante del año.