Road to the Superbowl (III) – Los WRs.

Todos los análisis en nuestro especial de la Superbowl XLVIII

Estaba dudando si meter a los TEs en este bloque, pero aparecerán en el siguiente junto a los integrantes de la OL. Más que nada para equiparar la longitud de los textos entre si. Mañana quizás no salga ninguno, que uno tiene otras responsabilidades, pero creo que tengo un par de días de margen para llegar a la Superbowl con todo escrito. Y dicho todo esto, vamos con los jugadores favoritos de Peyton Manning, los WRs, aquellos que se encargan de cazar todo lo que el QB logra lanzar. Ya me cuidaré de llamar a los de Seattle receptores “normalitos” que luego Doug Baldwin salta por twitter a los que les denominan así.

nfl_a_broncos_600x400

Denver Broncos: WR1, 2, 3 – Demaryius Thomas, Erik Decker y Wes Welker. Reservas – Andre Caldwell, Trindon Holliday

El orden de los receptores en Denver no altera el resultado. Si bien es cierto que Thomas y Decker suelen jugar las rutas más abiertas y Welker en el slot, pueden intercambiarse tanto entre ellos que daría igual. Porque son muy buenos. Los tres. Pocas veces hemos visto un cuerpo de receptores tan potente que le hiciese la vida tan facil al QB (bueno, a mi me gustaba la tripleta Cruz, Nicks, Manningham de la última superbowl de los Giants, pero no soy objetivo). Y no sólo la calidad que tienen, que Thomas ya bajaba melones con Tim Tebow lanzando, sino los numerazos que se han marcado.

Player Rec Yds Yds/Rec Long TD
Demaryius Thomas 92 1430 15.5 78 14
Eric Decker 87 1288 14.8 61 11
Wes Welker 73 778 10.7 33 10

Eso en liga regular, es un lujo tener tres receptores que se junten para más de 3000 yardas y 35 TDs. Una auténtica locura. Por algo Denver lidera la liga en yardas totales y de pase. En lo que va de playoffs ha buscado más a Julius Thomas que a Decker y Welker, lo que hace que entre los 3 sólo lleven 2 TDs. Pero no tengáis ninguna duda de que, si Seattle quiere ganar el partido, no sólo sirve que Sherman se encargue de Thomas (por ejemplo) y le deje en 40 yardas, porque los otros dos te van a destrozar. Ya en RS vimos algún partido en que si 2 receptores estaban bien marcados, el tercero se salía. Son casi imposibles de defender. Holliday no entra tanto en el juego de pase como sí en los retornos, por lo que a los kickers les interesa que siempre vayan largos sus kickoffs y haya un touchback. Caldwell por su parte en RS sólo recibió 200 yardas, pero suficientes para entrar 3 veces en la end zone. Una solución sorpresiva para ciertas situaciones de los Broncos.

Saints Seahawks Football

Seattle Seahawks: WR1, 2, 3 – Golden Tate, Doug Baldwin, Jermaine Kearse. Reservas – Percy Harvin, Ricardo Lockette, Bryan Walters

Antes que nada, meto a Harvin en la segunda unidad porque, con todos sus problemas físicos, uno nunca está seguro de si vamos a verle en NY o no. Por otro lado, aunque Baldwin se empeñe en que no lo son, el nivel de estos receptores está 4 escalones por debajo de los de Denver. Que tampoco necesitan un bloque de WRs de primer nivel porque no tienen un pocket passer como Peyton. Con Harvin sano y Sidney Rice estaríamos hablando de otra cosa. Además, Golden Tate no ha dado el paso adelante que todos esperabamos con tanta lesión, cosa que sí ha hecho Baldwin, protagonista de cada big play que Wilson se marca. Son el 26º equipo en yardas de pase, así que ya os podeís imagina la diferencia estadística con la tabla que he puesto en los receptores de los Broncos.

Player Rec Yds Yds/Rec Long TD
Golden Tate 64 898 14.0 80 5
Doug Baldwin 50 778 15.6 52 5
Jermaine Kearse 22 346 15.7 43 4
Sidney Rice 15 231 15.4 31 3

Por medio aparecen Lynch y los TEs en yardas de recepción, pero limitándonos a WRs, el bagaje es escaso. Tate ha estado muy intermitente y normalmente lograba maquillar su estadística con alguna gran jugada. Baldwin acaba resultando más fiable y a Kearse le vemos bastante mas con tanta baja de lo que en situaciones normales le veríamos. Wilson no va a buscar, ni mucho menos, tanto el pase como Peyton, ya explicamos ayer que su punto fuerte es la carrera. Pero la secundaria de Denver, pese a que está mucho mejor que antes, sige siendo el punto flojo del equipo, así que si tiene tiempo para lanzar (que esto habrá que verlo), pueden ser los WRs de los Seahawks los invitados sorpresa a esta gran función.