¿Por qué deberían ganarse un billete a la Superbowl? Seahawks vs. 49ers

Turno para la otra final. Personalmente, cansado de las historias y datos entre Manning y Brady, me encuentro más expectante ante este partido. Filosofías completamente distintas a la que puedan tener los dos equipos de la AFC, así que, sea como sea, el día 2 en el Metlife Stadium veremos una final entre dos estilos de juego diferentes, unos fundamentados en la eficiencia del ataque, otros en una defensa que no concede ni un respiro. Unos en la utilización del pase en todas sus variantes y otros en la solidez de un grandísimo juego de carrera. ¿Cuál es mejor? Ambas, lo demás ya es cuestión de gustos.

Pero para hacer esta comparativa, por un lado puede ser Seattle el representante en la Superbowl. Y tiene multitud de argumentos que defienden que debe ir a New York. Son el equipo más completo de la liga sin discusión, el bloque más sólido y conjuntado, tienen la mejor defensa de la liga (con el permiso de la de Carolina de San Francisco) cuando están enchufados, una secundaria casi inexpugnable ante la cual se han estrellado casi cada equipo de la liga. Además sería ideal que pasasen para demostrar que Russell Wilson va en serio, que el ataque no es sólo las carreras y las yardas de Marshawn Lynch. Además cualquier aficionado al football (salvo los de los Niners) querrán ver un poco más este año a Harvin, luego pasando de ronda y ganando la NFC tienen esta opción. Además generan esa idea de que en casa son casi imposibles de ganar por el público, luego sería interesante ver cómo se desenvuelven en un territorio neutral. Y porque, llegando a la Superbowl y ganándola, sería no solo la confirmación de los Seahawks como el gran equipo que son en todas sus variantes, sino de Pete Carroll como ese gran HC que es.

Russell Wilson

Claro que, San Francisco, ese equipo que despierta amor y odio en partes iguales, tiene también sus razones de peso. La primera y más grande es que el señor Jim Harbaugh y el señor Colin Kaepernick me cierren la boca de una vez. A mi y a muchos más. Que Colin no ha tenido su año, pero cuando desde la banda le han dado libertad, ha demostrado que en los momentos calientes no se esconde. Y eso es digno de elogio aunque luego haga ciertos gestos que sobran, con libertad es un QB como la copa de un pino de grande. Además, cada año van logrando pulir detalles, si el año pasado cayeron en la superbowl, este año deben llegar y que Jim plantee mejor el encuentro para, por fin ganarlo. La consolidación de otro proyecto temible. Otra de las razones podría ser que, aunque no veamos ya más a los Niners en Candlestick Park, puedan honrar a su hogar tantos años cerrando su último año alli con un título. Y porque esa defensa tan criticada en ciertos momentos por temas extradeportivos se ha enchufado, porque pocos equipos dan tanto miedo en post-temporada, porque pocos compiten y luchan en playoffs como ellos y porque, si ya hicieron ciertos gestos que sobraban ante los Panthers, no quiero ni imaginarme a Jim y Colin tras ganar en Seattle. Puede ser historia del football.

Después de esto sólo nos quedará un vacío difícil de llenar. La Pro-Bowl ya sabéis que no vale para nada y sólo habrá 60 minutos más de football hasta el año que viene. ¡Pero qué 60 minutos!

niners-hawks-rivalry--coaches--college--clone-wars-image_580x325