Un desastre llamado Detroit. Lions 20 – Giants 23 (OT)

Tras los Giants, por razones obvias, es posible que el equipo que más haya visto esta campaña sean los Lions. Y tras el partido de anoche, me quedo con la sensación de que ellos solos han tirado una temporada que pintaba a playoffs como poco a la basura de una forma descomunal. No soy quien está más cercano al equipo, pero comparando opiniones con sus fans, una cosa parece clara: Jim Schwartz no debe seguir en el equipo una vez acabe la week 17. Su play calling es desastroso, han pasado de ser una ametralladora en ataque aereo que no te dejaba ni un segundo de respiro a dar bastante lástima cuando vemos a Stafford interceptado una y otra vez.

¿Y Calvin Johnson? Creo que más allá del sorteo del saque poco le vimos ayer. Es más, salvo Joique Bell (que deberían hacer un monumento a ese chico con lo bien que rinde en situaciones complicadas), nadie jugó a nada. La última INT a Stafford no es culpa suya, ya que Hill retorna un balon que se encuentra tras un rebote raro, pero el QB de los Lions no está bien. Salía en la FOX una comparativa de sus meses de diciembre desde que está en la liga y este es, con diferencia, su peor. Peor que lo de Stafford o la desaparición de Megatron estas semanas me resulta lo de Reggie Bush. Se borró (o eso intuimos) en aquella nevada ante los Eagles y ayer en sus primeras carreras cometió el enésimo fumble de la temporada. Schwartz le sentó y apenas le vimos en lo que quedaba de encuentro. Además la secundaria del equipo sigue haciendo aguas, mientras que el temido front seven del equipo de Detroit fue un mero espejismo que no lograba romper la debil OL de los Giants, lo que le dio a Eli un tiempo para pensar y lanzar que no había tenido en todo el año.

schwartzweb1

Pero el problema llega con la decisión del HC, con 20-20 y 23 segundos de correr y jugar la prorroga. No hombre, no, que tienes a Stafford y Calvin Johnson, juégatela, que estas aspirando a ir a playoffs. Esto desembocó en la explosión de la afición de los Lions, abucheando al equipo… o a Schwartz. Este último rajó de lo lindo en sala de prensa:

“Estaba decepcionado por escuchar los abucheos. Nos estábamos preparando para el tiempo extra y nuestra afición es fantástica para nosotros y nos apoya”, declaró Schwartz. “El equipo necesitaba apoyo. No necesitábamos sentirnos mal en ese punto. Acabábamos de interceptar un balón que nos llevó a la prórroga.” “Eso es difícil en situaciones en las que tus jugadores reciben abucheos y tú quieres encenderlos. Eso es lo que estaba tratando de hacer”.

Y Schwartz no paró ahí. Añadió:

“No sé cómo no podían escucharse”, señaló Schwartz. “En ese momento, estábamos poniendo rodilla en tierra y dejamos correr el tiempo. Estábamos tratando de reagruparnos y prepararnos para el tiempo extra.”

“No era como si estuviésemos ejecutando otra jugada en esa situación. Estábamos preparándonos para la prórroga y nuestros aficionados han sido muy buenos para nosotros, pero los necesitábamos de nuestro lado en el tiempo extra”.

Lo mejor es que creo que Schwartz se intenta autoconvencer de que no había otra opción. Dudo que algún aficionado de Detroit piense igual. 23 segundos dan para mucho y con 2 tiempos muertos… más. Pero más graciosas resultan las declaraciones de Nate Burleson, sí, ese que este año ha sido más famoso por historias fuera del campo que dentro, se quejó de que los aficionados abucheasen al equipo y que esos mismos los animen cuando ganan. El loco mundo de los Lions.

En el rival poco que señalar. Decepcionante por 15ª vez este año Nicks y más con la baja de Cruz, pero personalmente, me alegró muchísimo ver el gran partido de Jernigan. Claro aspirante a tercer WR el año que viene con Cruz y Randle de primeras espadas. Además Eli me gustó mucho con tiempo y el playcalling fue muchisimo mejor que en otros encuentros. Si la semana que viene repiten, habrán dejado, pese a todo, un buen sabor de boca para cerrar el año.

458918171