La increíble y asombrosa resurrección de Steelers y Giants.

Quien lo iba a pensar hace 4 jornadas, ¿verdad? Pero tanto los Steelers como los Giants están en la carrera por los playoffs. Y, personalmente, empiezo a pensar que no es nada descabellado verles clasificarse. Siguen teniendo defectos, algunos más notorios que otros, pero actualmente en la NFL todos los tienen. Te paras a pensar, viendo sus partidos, y esas derrotas claras que veíamos todos sin que empezasen sus encuentros han desaparecido. Son capaces de competir de tú a tú con cualquiera en la liga. Tomlin y Coughlin han resurgido de sus cenizas y todos los rumores y demandas de su cese han desaparecido. O al menos han quedado ocultos bajo los buenos resultados.

Hacía varias semanas que no veía un encuentro de Pittsburgh, pero el cambio ha sido enorme, sobre todo en ataque. Nos gusta Antonio Brown. Nos gusta mucho. Y es que está siendo esa extensión de Roethlisberger en el campo que todos esperábamos desde la week 1. Cada vez que el QB de los Steelers necesita un receptor fiable al que pasar, ahí está Brown. Ambos en un estado de forma espectacular. No sé si por la mala calidad del streaming que juntaba demasiado los píxeles o si era algo real, pero veo a Big Ben finísimo (dentro de sus límites, claro). Mientras que en el inicio de la temporada se le veía pesado, hasta torpe en el pocket, ahora se mueve con una ligereza digna de sus mejores años. Podríamos que hasta baila en el césped, como si nada pasase a su lado, como si lo tuviese todo controlado y nadie le fuese a molestar. También influye que la OL se ve más conjuntada, que ha recuperado la imprevisibilidad del ataque con el rookie Le’Veon Bell que está tan bien como los otros rookies en el puesto esta campaña, Eddie Lacy o Gio Bernard. Y es que viendo a Bell desaparecen los quebraderos de cabeza de los Steelers en el juego terrestre y no solo eso, en muchas jugadas resulta una opción más como receptor que apenas desentona.

401a7f1ac2d36326430f6a7067000807

Y hablando de receptores y dejando a un lado lo ya comentado de Antonio Brown, el resto también se ha puesto las pilas. Le vino muy bien la recuperación de Heath Miller. No es el acaparador de pases que fue la temporada pasada, pero está cumpliendo su función de TE a la perfección, apareciendo cuando se le necesita para esos terceros downs complicados que él sabe solventar perfectamente.

También tienen cosas malas, la secundaria sigue haciendo aguas en ciertos momentos. Ayer el segundo cuarto de Ike Taylor fue bochornoso, le quemó Calvin Johnson una y otra vez. Tanto que si hubiesen seguido así todo el partido no habría sido raro verle superar el record de yardas en un encuentro. Pero Tomlin reajustó la secundaria en el descanso y los problemas se mitigaron, desapareciendo casi por completo Stafford en toda la segunda parte y anulando a los Lions que no supieron reaccionar ante el buen hacer de Pittsburgh. Están con 4-6, pero… ¿quién no tiene ese record ahora mismo en la AFC? Una locura colectiva que hace que la última plaza de wildcard vaya a estar disputada como nunca. Ahora mismo marcan el límite los Jets con 5-5. Los decimocuartos de la conferencia son los Bills con 4-7. Salvo Houston y Jacksonville cualquiera tiene opciones. Qué bien nos lo vamos a pasar estas semanas.

776962d1c2a46226430f6a7067005959

Y vamos con el segundo milagro. Las mofas sobre los Giants han desaparecido y con razón. Coughlin ha ajustado las 3 cosas que todos y cada uno de los aficionados veíamos y el cambio es tan espectacular como el de Pittsburgh. Si alguien no ha visto a los Giants en estos últimos cuatro encuentros, se puede definir como que han vuelto a ser los de principios de la temporada 2012. Un equipo con una DL bestial que no da un segundo de tregua al QB rival, unos LBs que han dejado de ser un coladero, una secundaria que se desconecta y un ataque que se colapsa en la red zone la mayoría de las veces. Pero es un equipo que saca los partidos, que es lo que interesa en New York. Por un lado, Eli está mejor protegido. La OL cierra mucho mejor los huecos y de no ser por sanciones bastante tontas que cometen y penalizan al equipo, diríamos que están jugando muy bien. El propio Eli está mejor. Que sí, que tuvo una INT ayer, la cual no fue culpa suya (a mi parecer) ya que el pase iba directo a Murphy que estaba en disposición de hacer el catch con facilidad ya que Williams tenía que retornar para hacer el tackle. Pero el receptor decide hacer un movimiento extra cuando Manning está lanzando el pase, lo cual lleva a que Williams llegue a donde tenía que estar Murphy y atrape el balón. Pese a ello, sigue teniendo Eli muchos problemas de entendimiento con Nicks y Myers (sin duda el fichaje más decepcionante del año). Problemas que compensa con Cruz y Randle. El primero ayer estuvo sencillamente espectacular, como viene siendo habitual, vamos. Y Randle se convierte en el objetivo favorito de Eli en la end zone. Raro es el partido en el que no vemos un TD suyo, lo cual habla muy bien de Randle en los momentos decisivos del drive.

Packers Giants Football

Pero el principal cambio en ataque es Andre Brown. Ya con Hillis empezó NY a tener otro estilo de juego, un RB que hiciese que no todo tuviese que ir por aire. Pero lo de Brown es esperanzador. Toda la inseguridad que transmitía Wilson, nada que ver en este caso. No hizo falta que pasase de 100 yardas como en el anterior encuentro, pero ya quita que el juego sea previsible, además de permitir un mejor control del tiempo al equipo en los últimos cuartos yendo por delante, porque no solo corren por correr sino que obtiene los primeros downs que el equipo necesita para seguir haciendo que el tiempo corra. Brown tuvo 73 carreras el año pasado en 10 encuentros. Ya lleva 48 este año en sólo 2, con 181 yardas totales… ¡recién salido de una lesión! Es el mesías que esperaban los Giants que, además, ha hecho que Brandon Jacobs tenga el papel que a él le gusta, el RB de terceros downs como ayer. A una yarda de la end zone, los Giants sufriendo para entrar, sale Jacobs y lo solventa.

 Y además Pierre-Paul y Tuck están al nivel que esperábamos. He sido muy crítico con ellos porque no estaban ni al 15% de lo que debían. Pero ayer fueron los mismos que en 2011 sostenían al equipo en los momentos difíciles del encuentro, agresivos, atacando al QB e, incluso, interceptándole para TD como hizo JPP. Y no solo eso, tanto los DT como los LBs pararon muy muy bien la carrera de Green Bay, que era su punto más fuerte, con un Jon Benson que le ha dado otra cara a la defensa. ¡Y no solo eso! Amukamara está en la temporada de su explosión, mostrando el nivel que esperaban en NY cuando le draftearon, no solo con buenas coberturas, sino insertándose de lujo en el front-seven en la defensa contra la carrera. Hubo más fallos en el otro CB donde Tolzien conectó bastante bien con sus receptores, pero pese a todo ello, no fue tan calamitoso como en otras ocasiones.

 Si hablábamos del récord de los Steelers, el mismo tienen los Giants. Ahora mismo a la misma distancia del liderato de su división que de la Wildcard. Los Eagles sin embargo, aún no han tenido su bye week, por lo que, si ganan los Giants a los Cowboys la semana que viene, se colocarán a una sola victoria de Philly y empatados con Dallas. Como dije al inicio, ¡quién nos lo iba a decir hace 4 semanas!

927349c5eaa7bc25420f6a706700a893