Cuando defender está sobrevalorado. Cowboys 48 – Broncos 51.

Realmente yo estaba viendo a Arizona. Pero cuando parecía que Peyton metía su sexta marcha y los Broncos hacían la de siempre en el tercer cuarto, un tal Tony Romo decidía que eso no iba a ser tan fácil. Algo que me picaría la curiosidad y pese a ver solo medio partido, quedé satisfecho con el cambio. No podemos catalogarlo como el mejor partido en muchos años, porque para ello las defensas debían haber hecho algo, pero ofensivamente, fue digno de videojuego, completando pases como si fuese algo sencillo, sin complicación, que nadie se iba a interponer en el camino.

Antes de hablar de ello, destacar que en el Arizona-Carolina también hubo un gran duelo de QBs. Pero al revés. Con muy poco, los Cardinals se llevaron el partido. Clave fue el sack de Calais Campbell en la que era de las últimas oportunidades de Newton para remontar, provocando un fumble que recuperarían y que les haría cerrar el partido. Palmer estuvo bastante mal, su tercer pick, por ejemplo, un pase terriblemente lanzado que va directo a las manos de Luke Kuechly, de nuevo de lo mejor de los Panthers en todo el encuentro. Si Arizona quiere ilusionarse, la defensa da para ello. El ataque ya es otra historia.

Denver Broncos vs Dallas Cowboys, NFL

Volviendo a Dallas, ese campo en el que como te pegue el sol de cara atacando resulta una putada de dimensiones descomunales. Los Cowboys se pueden resumir en que vimos al mejor Romo de su carrera y que la presión de poder ganar les nubló las ideas. Porque se puede culpar al QB de ese pase interceptado cuando habías frenado a Denver en la red zone y tenías un drive para ganar, sí, pero mucho más grave me parece la decisión de no dejar anotar a los Broncos cuando están a 1 yarda, lo que habría dado algo más de un minuto a los locales para atacar y al menos lograr el empate. Pero de esta forma lo unico que lograron es que Peyton gestionase a la perfección el tiempo y cerrasen el partido con un FG. Ni pies ni cabeza tiene, pero para mi no empaña un autentico partidazo de Romo, sacando los colores a la secundaria de Denver y llegando a soñar en ese último drive que si llegaban a la end zone rival iba a superar el record de yardas en un partido. Porque contamos que las 80 yardas iban a ser de pase o por sanciones, la carrera volvió a desaparecer aunque una nueva actuación discreta de Murray. Anotó un TD nada más empezar y ahí se acabó casi su participación y comenzó el show de Romo. Un total de 506 yardas y 5 TDs, repartidas de tal forma que Williams (151, 1 TD), Bryant (141, 2 TD), Witten (121, 1TD) y Beasley (47, 1 TD) sacaron beneficio del inspirado QB de Dallas que se colaría así en la lista de los jugadores con un partido de más de 500 yardas y en la que segundo es Matt Schaub que sigue en caida libre tras su encuentro de anoche ante los 49ers.

  • Norm Van Brocklin 554 yardas
  • Matt Schaub 527 yardas
  • Warren Moon 527 yardas
  • Boomer Esiason 522 yardas
  • Dan Marino 521 yardas
  • Matthew Stafford 520 yardas
  • Tom Brady 517 yardas
  • Phil Simms 513 yardas
  • Drew Brees 510 yardas
  • Eli Manning 510 yardas
  • Vince Ferragamo 509 yardas
  • Tony Romo 506 yardas
  • Y. A. Tittle 505 yardas
  • Elvis Grbac 504 yardas
  • Ben Roethlisberger 503 yardas

Selecto club en el que no está Peyton Manning. Su partido fue… lo de siempre. Es muy bueno, es imparable y tiene unos receptores bestiales. Pases cortos y rápidos, pocos big plays (el más largo fue de 57 yardas a Eric Decker), explotando el agujero que se formaba entre el front seven y la secundaria. La novedad es que lanzó su primera intercepción de la temporada, que anotó un TD de carrera ejecutando perfectamente el engaño y que por fin no lograron despegarse del rival en el tercer cuarto, teniendo que sufrir hasta el final, cuando estaban 7 abajo y Denver puso su maquinaria ofensiva a trabajar para que Moreno acabase anotando el TD que les pondría empate a 48. Buen partido también de Moreno con casi 100 yardas y una anotación. Más de 400 yardas lanzó Peyton, pero necesitó muchos más pases para ello que Romo, lo que muestra su estilo de juego y que no quiso poner a prueba tanto a la secundaria de Dallas como ocurría al reves. Por acabar, los Broncos son una máquina ofensiva casi imparable, pero su defensa hace bastantes aguas. Si Romo que está teniendo buen año te lanza 506 yardas y te destroza una y otra vez con big plays ojo el día que se enfrenten a QBs Elite. Aunque viendo el calendario, Luck en la 7, Alex Smith quizás en las semanas 11 y 13 o Brady en la 12 es lo más complicado que tendrán enfrente a lo largo de la regular season.

El cuarto encuentro con más anotación de la historia. Si no lo habéis visto, pocos más entretenidos para el espectador va a haber. En cuanto a las reacciones, John Fox comentaba que había sido bastante impresionante que la defensa se sacase ese big play (el pick a Romo) y que por suerte la ofensiva les había mantenido en el encuentro. Sobre la jugada final, Peyton indico que le había dicho a Moreno que consiguiese el primer down pero no el TD, a lo cual el RB le contestó que cómo iba a lograr hacer solo media yarda y no una. Desde Dallas, Witten dijo lo obvio, que se iban decepcionados pero que sacan en claro que este es el estándar con el que deben jugar en ataque.

Broncos Cowboys Football.JPEG-08c7b