Diseccionando a Tannehill, por Rubén Ibeas. Saints 38 – Dolphins 17.

Antes de nada, destacar que este pedazo de análisis es obra de uno de los colaboradores que tuvimos en la guía, Rubén Ibeas, al que podéis encontrar en twitter (@rubenibg) donde siempre se aprende de él viendo como explica las jugadas. 

El pasado lunes, los New Orleans Saints, recibían a los imbatidos Miami Dolphins. El equipo de Tannehill, llegaba como uno de los equipos más en forma y que practicaban un juego divertido y bonito de ver. Con jugadores jóvenes y con mucho talento, habían conseguido ser una de las sorpresas agradables de este inicio de temporada.

Los nuevos/viejos Saints, también imbatidos, presentan una de las defensas (hasta el momento), mejor ejecutadas y más presiónantes en la liga. Rob Ryan manda numerosos blitzs atacando al QB y dándole poco tiempo para leer y para lanzar. En definitiva, era una dura prueba para el QB de segundo año de los Dolphins.

Sabiendo de esta presión, el Playbook de los de Miami, era más o menos sencillo, West Coast Offense, que Tannehill jugase en 3-step y balón a la zona underneath. Durante el primer cuarto y balanceando bien el ataque (carreras de Miller, quick pass tanto a Clay como a Wallace, screens sobre Miller…), Miami aguantaba el tirón de unos Saints en los que su QB, Brees, estaba moviendo las cadenas a su antojo. Acabado el primer cuarto, el marcador reflejaba un 7-3 a favor de los locales. Hasta aquí, todo mas o menos controlado por parte de Tannehill y sus tropas.

Comienza el segundo cuarto, y después de que Odrick le hiciese un sack a Brees, el balón vuelve a manos de Tannehill. En todo el primer cuarto, Hartline, no había recibido ni un sólo balón. Con Grees encima de él en cada acción, estaba siendo complicado encontrar espacios.

El primer balón que recibe Heartline se completa restando 12:51 para llegar al descanso, lo vemos en la siguiente secuencia.

1

Abierto en el backside correrá una ruta “slant”. Rápido “release” sobre Grees y atacara la zona underneath libre. Vemos como el Will entra en blitz y su zona no es cubierta por el Mike. Si el Mike no se mueve, es producto del “packaged play” que juega Tannehill, ya que (en la imagen de abajo) vemos como el LT sale a bloquear y QB y RB fintan el “hand-off”, provocando la duda en el Mike de si va a ser una jugada de carrera o no.

2

Tannehill lee muy bien la ruta de su WR y pone el balón perfecto para que Hartline reciba y avance 11 yardas. Grees caía profundo, por lo que el “cut inside” de Hartline le da el espacio para recibir. 1-0 para Tannehill.

Este drive acabó con Tannehill “scrambleando” y cometiendo un fumble recuperado por Bush para el equipo de New Orleans. Este fumble fue el primer golpe en el mentón del QB de Miami, que vió como en la siguiente posesión de los Saints, estos anotaban su segundo TD de la noche, colocando el 14-3 en el electrónico.

Vuelta a empezar para los Dolphins. Después de conseguir un primer down tras una buena carrera de Miller, y 3 yardas más (otra vez Miller), se plantan en 2&7,  donde Tannehill mandaría la siguiente call ante la Cover-2 de NO.

3

En el strongside, los receptores jugarán un “stick concept”, es decir, ruta “fade” del WR abierto, el slot irá a la “flat”, y el TE jugará una “stick”. Este concepto sirve para estirar a la defensa tanto vertical como horizontalmente. Pero esto es en el strongside. Donde nosotros tenemos que fijarnos, es en el weakside.

4

Allí, los Dolphins correrán “double slant”. Hartline, el más pegado a la línea de banda, aprovecha el “off-man” de Grees y su “cushion” para volver a cortar hacia dentro en la “slant”, y ganar espacio para recibir el buen lanzamiento (una vez más) de Tannehill. 10 yardas para el equipo visitante, y un drive que terminará con un buen TD a manos de Miller, que seguía completando un gran partido. 2-0 para Tannehill… de momento.

14-10 en el marcador, y hasta el momento, los Dolphins aguantaban bastante bien las embestidas de uno de los favoritos para alcanzar la SuperBowl. Balón para Brees y la defensa visitante consigue el primer 3 y fuera de la noche para ellos. A falta de 2:13   para llegar al descanso, Tannehill tiene el balón para ponerse por delante.

Primera “call”, desde shotgun, carrera de Thomas de 4 yardas. Segunda call, otra vez desde shotgun, “quick pass” a Gibson para conseguir el primer down… y llegamos al que para mi, fue el momento clave de la derrota de Miami.

5

Una vez más desde shotgun, Tannehill comanda a su ejército. En el “backside”, se vuelven a alinear, uno enfrente del otro, Hartline y Grees. Esta vez Grees, a parte del “cushion”, se posiciona con “outside leverage”, es decir, defiende la línea de banda permitiendo que vaya por el centro, ya que por ahí puede venir la ayuda del FS. Pero Grees tiene otros planes. “Una vez me la puedes hacer, hasta dos…pero a la tercera te voy a cazar”. Eso es lo que más o menos pensaría el CB de los Saints. Hartline, tras el snap, arranca con su ruta “slant”. Ahora Grees, no cae y espera, manteniendo los ojos en el “pocket” y leyendo al QB. Cuando Tannehill se prepara para lanzar a la ruta que tan buen rendimiento les estaba dando, Grees se mueve, hacia dentro, interponiendose y cortando la ruta del WR de Miami. Grees se lanza a por el football y consigue la intercepción.

6

 Una vez que el balón vuelve al poder de los Saints, Brees se encarga de lanzar a Sproles para conseguir un nuevo TD e irse al descanso con un 21-10 a su favor.

Segundo puñetazo al mentón de Tannehill, el cual, sí dejaría tocado al joven QB.

Despues de esto, el encuentro fue mucho mas tranquilo para los de la ciudad del “blues y el jazz”.

De todo se aprende, y este equipo de los Dolphins, tiene mimbres para hacer cosas importantes en un futuro no muy lejano. Y lo harán de la mano de su QB, porque Tannehill tiene trazas para llegar a convertirse en un enorme jugador de Football.