No estaban muertos… estaban de parranda. Rams 11 – 49ers 35.

Lo primero que debo indicar es que, pese al resultado, no me gustaron los 49ers. Luego me dirá algún fan que me equivoco y con datos delante pues lo mismo tengan razón, pero me acabó resultando que, cada acción positiva suya venía dada por un fallo de los Rams. Unos Rams de los que yo esperaba algo más esta temporada y están ya con 1-3 y sin saber qué hacen en el campo. Lo de Tavon Austin sonaba muy bonito a inicio de temporada, pero de momento podríamos catalogar de fracaso, incluso con drops anoche que nadie esperaría de él. Acabó con 2 recepciones para 6 yardas.

Tampoco da el partido para muchos comentarios, porque no fue el mayor espectáculo de la temporada, nada más lejos de la realidad. Primera parte floja que solo nos sacaba de la monotonía de punts un par de buenas jugadas de los de San Francisco que, sin hacer demasiado, daban un golpe sobre la mesa. No tanto el TD de Boldin (terriblemente cubierto todo el partido en uno de los peores partidos que le he visto a Finnegan) sino el de Gore, que fue un golpe moral del que St. Louis no logró recuperarse. Un Gore que dio la razón a la sabia multitud que reclamaba una mayor presencia terrestre en el ataque de San Francisco para descargar de juego a Kaepernick y que funcionase mejor el equipo. No fue una enorme mejora, pero sí se notó más fluidez, y no solo con Gore sino también con un inspirado Hunter en la segunda parte. Volvió el martillo que resulta la carrera de los Niners sacando primeros downs cuando crees haberlos parado. En cuanto al pase, algo mejor Kaepernick pero muy muy lejos de lo que vimos ante los Packers. Se notó en ciertas acciones el retorno de Vernon Davis, pero de las 167 yardas que logró, 62 fueron en 2 pases a Boldin en el drive del primer TD. El 81 de los 49ers acabó con 90 yardas, lo poco destacable más allá de las 153 de Frank Gore, claro dominador del encuentro y sin jugarlo entero.

San-Francisco-49ers-wide-recei_54388077649_54115221154_600_396

De los Rams poco se puede comentar. En defensa por momentos parecían sostener al equipo en el partido y en otro parecía que lo hundían en la mayor de las miserias. Descoordinados los LB parando las carreras rivales, dejando unos agujeros bastante escandalosos. Además le añadimos que los CB no tuvieron un gran día, aunque Finnegan, como hemos indicado, fue el peor parado permitiendo varias jugadas importantes de Boldin. Pero no le echemos toda la culpa a la defensa, el ataque funcionó aún peor. En este encuentro quedó claro que, aunque la tendencia actual es a buscar más el pase y menos la carrera en la liga, tener un buen RB o un buen juego de carrera, te hace ganar más de 1 y de 2 partidos. Los Rams hicieron un Giants, o un Ravens, o como lo queráis llamar (ya son varios partidos que hemos visto esto) y si el ataque no funciona lo desechan por completo (no se si llegaron a hacer alguna carrera en toda la segunda parte) y basan su ataque en el juego aéreo. Claro, esto lo pone realmente fácil a la defensa rival y pese a que Bradford lo intentaba y en muchas ocasiones conectaba con sus receptores, el pase no acababa en completo. Así se entiende el pobre 19/41 en pases. Solo un TD de Kendricks rozando el final que de poco servía ya.

Como curiosidad del encuentro queda el FG de 71 yardas que intentó Dawson para los 49ers al borde el descanso. Ya que los kickers están empeñados en lanzar los kickoffs entre palos por diversión últimamente, Dawson intentó casi lo mismo y que encima le diesen 3 puntos. No lo logró, pero ahí quedó la anécdota. Que, por cierto, fue lo que se denomina “fair catch kick”, es decir, que tras un fair catch tienes la opción de hacer un FG desde donde se hace el catch. Dice ESPN que no se hacía desde el 78, pero creo que se ha dado alguno más recientemente. Y me da que no será el único que, si tiene la opción, lo vaya a intentar. Los 49ers se levantan, respiran y se liberan de presión. Hay cosas, bastantes cosas, que mejorar, pero con una W a las espaldas, se trabaja mejor.

SFRams457933