Ben Roethlisberger protagoniza Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Steelers 23 – Bears 40.

El encuentro fue raro, raro, raro. Y no por ello necesariamente malo, aunque como todo encuentro, tuvo fases. Los Steelers llegaban al encuentro con 0-2, buscando sumar en casa su primera victoria. Pero no lo pudieron lograr y se van dejando sensaciones contradictorias. Por un lado parece que hay cosas engrasadas, que funcionan y que deberían hacer que lleguen las victorias. Pero por otro hay desajustes graves, fallos clamorosos que un equipo como los Bears no va a dejar pasar. Unos Bears que colocan el 3-0 en su casillero y sin mucho ruido, aprovechando sus oportunidades y apoyados en la defensa deberíamos acabar viéndoles en playoffs, siempre que sigan con esta tendencia.

Pero el gran protagonista del encuentro, para mi, es Roethlisberger. Empezó frío, sin conectar del todo bien con sus compañeros y encimado rápidamente por la DL rival, provocando su primera INT. Incluso el primer fumble que comete (aunque los 2 que pierde son similares) resulta algo incomprensible, de rookie en alguien experimentado como él. Pero una vez que los Bears se marchan en el marcador, ya sea por sus errores o los de sus compañeros, se suelta. Se libera de la presión que le tenía sujeto en el pocket, y saca el brazo a pasear. Y, durante 2 cuartos (o cuarto y medio) vemos una gran versión de Big Ben. No tendrá a Mike Wallace, pero con Antonio Brown se entiende a las mil maravillas acabando el receptor en casi 200 yardas. El primer TD de los dos que logra el 84 de los Steelers es un pase de una clase inmensa de Roethlisberger hacia la end zone. Nada que envidiarle el segundo, con el mismo objetivo en el otro lado de la zona de anotación. La OL le daba algo de tiempo, Ben se escabullía de la presión y lograba completar un pase tras otro, alcanzando primeros downs con una facilidad digna de quien lanza una bola de papel a una papelera y no un balón de football en medio de un partido. Pero justo cuando mejor lo tenían los Steelers, con 27-23, de nuevo desconexión de la defensa permitiendo un nuevo TD de los Bears, de la cual se contagia Big Ben, cometiendo un nuevo fumble, calcado al anterior y retornado por Julius Peppers para TD. Daría igual que Polamalu bloquease el FG, el partido no tenía historia. Un Polamalu que si bien intenta crear desconcierto en los ataques rivales incrustándose en el front seven, creo que hay bastantes jugadas en las que crea más problemas a su equipo en cuento a desequilibrios atrás. Sigue siendo igual de espectacular, pero su efectividad escasea.

hi-res-7692002_crop_650x440

Por otro lado los Bears, que casi la lían. Ganando 24-10 no puedes dejar que Roethlisberger se enchufe de esa manera y que te cree tantos problemas de cara a un partido que tienes encarrilado. Por momentos estuvieron muy bien. Si la OL protege a Cutler, este funciona perfectamente, encontrando a su receptor favorito como es Brandon Marshall. O que esa linea funcione, implica que veamos a Michael Bush y sobre todo a Matt Forte con carreras largas y anotaciones. Pero esta, como todo el equipo, se relajó, la defensa se echaba encima de Cutler y este acababa encajando el sack, corriendo como podía o lanzando incompletos para drives que acabarían en punts. Por suerte para ellos se volvieron a enchufar en el ultimo cuarto con el TD de Bennett tras el challenge y el fumble recuperado por Peppers. La segunda intercepción a Roethlisberger no serviría para más que de cara a la estadística, aunque la primera si que fue importante, retornada para TD en una mala lectura del QB de los Steelers.

Los Steelers además recuperaron a Heath Miller, lo que le da a Roethlisberger una opción más de pase. En el juego de carrera, tanto Dwyer como Felix Jones (pese a su fumble) estuvieron correctos, cosas peores se han visto, aunque no lograban grandes avances. Y los Bears, con 3-0 no deben confiarse. Contra otros rivales no les va a servir gestionar 14 puntos de diferencia como lo hicieron anoche. Jay Cutler culminaba así si gran semana televisiva. Victoria en máxima audiencia en el SNF y estreno en la comedia “The League” un un papel algo deficiente comparado con el de JJ Watt en los dos primeros episodios de la temporada.

la-produccion-ofensiva-de-roethlisberger-fue-insuficiente-para-los-steelers