De cero a héroe

No se me ocurría una analogía mejor que la canción de la película de Disney, Hércules. Algo similar ha sido la carrera de Aaron Rodgers en la NFL (y lo que le queda). Nacido en Chico, California hace ya 29 años, esta temporada ha logrado algo con lo que difícilmente podría soñar cuando fue drafteado por los Packers con el pick 24 de la primera ronda de 2005. Provenía de la universidad de California, donde completó su segundo y tercer año universitario ya que tardó en ser descubierto por los ojeadores de los Golden Bears. Su año freshman lo disputó en una ¡Community College! ¿Cómo llegó allí? La intención del joven Aaron era acudir a la universidad de Florida State, pero fue rechazado y únicamente logró la oferta de Illinois como walk-on, es decir, formaría parte del equipo, tendría beca, pero no jugaría.

Llegado a este punto, Rodgers se planteó seriamente abandonar el football y centrarse en estudiar derecho, pero acabó en Butte Community College, a apenas 15 kilometros de Chico. Siguió jugando allí, lanzando 25 TD en la temporada y liderando al equipo a un record de 10-1, ganando la conferencia NorCal y siendo numero 2 nacional. En ese momento se cruza en su camino, por casualidad, Jeff Tedford, head coach de los Golden Bears que no iba a verle a él, sino a obtener el recruit del tight end del equipo, Garrett Cross. Cuando vio a Rodgers afirmó que no entendía qué hacía jugando allí y como nadie se había fijado en él antes.

628x471

Para entender la magnitud de la deuda que tiene Aaron con él, basta con leer las declaraciones que realizó el quarterback después de que la Universidad de California le despidiese como HC: “Es una decisión terrible” a lo que añadió “han conseguido muchísimas facilidades, un estadio nuevo, facilidades también para conseguir nuevos jugadores para el equipo. ¿Y qué hacen? Despedirle. El entrenador más victorioso de su historia y lo despiden. Es una vergüenza que cuando le has prometido ciertas cosas, por una mala temporada debido a las lesiones y que ha seguido preparando a los jugadores como siempre hizo y luego no darle otra oportunidad resulta una vergüenza”

Duras declaraciones, pero claro, le debe demasiado. Quien sabe qué habría sido de Rodgers de no ser por ese viaje para ver a otro jugador de Tedford. En el quinto partido de la temporada con los Golden Bears ya fue nombrado titular, llegando ese año a empatar el record del equipo con más encuentros por encima de 300 yardas, con 5. En su año junior casi lograron una fase regular perfecta. Solo perdieron ante USC. Seguridad era lo que transmitía, llegando a lanzar en un encuentro por encima del 85% y empatando el record de la NCAA con 23 pases consecutivos completados en un solo partido. Sin embargo fue decepcionante que eligiesen a Texas para la Rose Bowl. Cal se tuvo que conformar con la Holiday Bowl, que perdieron 45-31 ante Texas Tech. Ese, sería el último partido de Rodgers en California, ya que decidió presentarse al draft.

Pacific+Life+Holiday+Bowl+2ABVg-doFBal

En este punto se entendería el título del artículo. Pero precisamente no me refería a esta época de la carrera del QB de los Packers. Entró al draft con grandes expectativas, pero muchos scouts no se fiaban de él y alegaban que sus estadísticas podían estar infladas por el sistema de juego que utilizaban los Bears. Esto hizo que no fuese el primer QB del draft, sino que Alex Smith fue elegido por los Niners antes que él nada más y nada menos que en el pick 1 (alguno en San Francisco aún se estará dando golpes contra la pared y más viendo como ha acabado) siendo un éxito más de Tedford en cuanto a QBs colocados en primera ronda. Firmó un contrato de 5 años (como el de Sánchez que os comentaba) pero de 7.7M$ y solo 5,4M$ garantizados. Ahí sí que difiere del de los Jets. Pero no todo era tan bonito, Rodgers no se imaginaba el calvario que iba a tener que aguantar durante los siguientes 3 años como backup de Favre. Jugó un total de 7 encuentros, en los que lanzó 59 pases. Ninguno de ellos de titular. Poco juego para un Rodgers que estaría pensando que la mala suerte volvía a aparecer, que tenía el talento pero no podía demostrarlo. Un único TD lanzado en 3 temporadas viviendo a la sombra, tremendamente alargada de un grandísimo QB como fue Favre. Ese TD coincidió con su mejor partido hasta la fecha debido a la lesión de Favre, lo que le permitió lanzar más de 200 yardas y estuvo a punto de remontar una desventaja ante los Cowboys de 17 puntos, pero acabaron perdiendo por 10.

Y llegó el segundo punto de inflexión en su carrera, el que volvería a cambiar todo, esta vez definitivamente. Brett Favre decide anunciar en marzo de 2008 que se retira. Y aunque decide volver, es traspasado a los Jets, por lo que Rodgers se gana el puesto de titular por fin en la NFL. Juega los 16 encuentros, lanzando 28 TDs y solo 13 INTs (su tope como profesional en intercepciones) para un 93 de rating. Y este, es el peor año de Rodgers en la liga. Desde entonces no ha bajado de 100 de rating, la diferencia de TD-INT nunca ha sido menor de los 15 del 2008, destacando sobre todo el maravilloso año 2011 que regaló a todos y cada uno de los aficionados a este deporte.

Pero pese a lo que los números digan (y el MVP que ganó), su año fue el 2010. No fue el mejor de los Packers, entraron con 10-6 a playoffs como seed 6, es decir, teniendo que jugar wildcard. Primer partido ante los Eagles a los que derrotaron por 21-16. Siguiente paso, los siempre duros Falcons, seed  1 ese año. Perfecto escenario para que la leyenda de Rodgers en la liga empezase a aumentar. 31-36 pases completos, 366 yardas y 3 TD. Más complicado lo tuvo ante los Bears, que dejaron su rating de pase esa noche en un pobre 55.4. Daba igual, estaban en la Superbowl y el de California no iba a dejar escapar esa oportunidad. 304 yardas, 3 TDs y MVP de la final. Volvía el título a Green Bay gracias a él. Ese mismo jugador que 8 años atrás estaba jugando en una universidad desconocida y pensando en abandonar el football porque no tendría futuro en ello.

Packers-champions

Este es el mismo jugador que hace unos días y, superando a Flacco, se ha convertido en el jugador mejor pagado de la historia de la liga. Supongo que habrá detractores de este contrato ya que los Packers pierden poder de contratación y ya se les vieron carencias la pasada campaña. Pero en lo que nadie dudará es en que se lo ha ganado. El propio Rodgers definía su trayectoria en la NFL en una corta pero concisa frase:

“Tough situation that I was in eight years ago,” … “but there’s a light at the end of the tunnel.”

Y sino siempre nos quedará reírnos con los anuncios que protagoniza de la empresa State Farm. Discount Double Check!